Google+ Followers

jueves, 5 de enero de 2012

"HOMO ANTECESSOR" Nicanor Parra

PEQUEÑO HOMENAJE A NICANOR PARRA
Es famosa la anécdota atribuida al cervantista español Francisco Rodríguez Marín, quien solía mostrar gran júbilo y dar la más cordial enhorabuena a todo aquel que le dijera que aún no había leído “El Quijote”Con gran efusión y alegría, reiteraba sus felicitaciones al desconcertado ignaro, para acabar convenciéndole de su inmensa fortuna por tener aún pendiente o sin estrenar, uno de los mayores deleites o de los más certeros placeres que uno puede darse. 
Salvando las distancias, diremos lo mismo de este otro chileno ilustre e inclasificable, Nicanor Parra (1914 - vivito y coleando), como lo vengo haciendo desde algún día de 1972 en que nuestro hermano Ángel trajo a casa sus “Antipoemas”, en aquella 1ª edición de Seix Barral que abarcaba veinticinco años de su obra y que tanto nos conmocionó. Aún ahora lamento su furtiva desaparición, no sin antes disfrutarlo y compartirlo, incluso en algún acto o fiesta académica del momento: “Es olvido”, “Hay un día feliz”... Desde entonces, “admiramos la claridad de su voz, alejada de trascendencias, de sombras o penumbras. Poesía de temática y tonos casi prosaicos”... 
Apreciación de gran tino que he visto en algún sitio. Delicioso y seguro refugio me sigue pareciendo esta poesía, voz de trotamundos, de hondas raíces, voz antigua de la tierra. Verso profundo, de gran lirismo, que alterna con el juego de palabras o el latigazo provocador. Siempre rigurosa y festiva, chispeante, poesía cercana y bien humorada, frecuentemente para reír o sonreír, lo que entonces nos resultaba sorprendente y divertido asunto. Palabra personalísima, de gran empuje especulativo e intensa y risueña vena poética. Verdadero toca-todo: también de cintura para abajo. 
Celebramos ahora su universal reconocimiento, incluido el actual Premio Cervantes; y que se incremente el número de abducidos parrianos; figurando por cierto entre ellos Mario Vargas Llosa, quien al parecer lo tiene de poeta principal y en lo más alto de su particular Olimpo. Era entonces "el hermano de Violeta", pero la historia cambia las tornas y Violeta empieza a ser "la hermana de Nicanor". En todo caso, el castellano está de enhorabuena. 
¡Gracias Nicanor! Crecimos Contigo. 
Y gracias Ángel… ¡Cómo me gustaría que lo vieras!.
De su obra "Artefactos” (1972):
Nicanor Parra escribió una serie nueva de antipoemas a manera de tarjetas postales presentadas en una caja de cartón. El conjunto se llama Artefactos. Parra combina en ellos códigos lingüísticos y visuales en forma de dibujos, fotografías, caligrafías, infografías, etcétera. Lerzundi dice: “El artefacto es el hijo legítimo de la antipoesía; si con ella los poetas bajaron del Olimpo, con los artefactos los poetas salieron a la calle”. El resultado del experimento sería, según la concepción de Umberto Eco, un objeto semiótico y una obra en movimiento.


























MÁS "ARTEFACTOS" EN: