Google+ Followers

jueves, 5 de enero de 2012

"HOMO ANTECESSOR" Nicanor Parra

PEQUEÑO HOMENAJE A NICANOR PARRA
Es famosa la anécdota atribuida al cervantista español Francisco Rodríguez Marín, quien solía mostrar gran júbilo y dar la más cordial enhorabuena a todo aquel que le dijera que aún no había leído “El Quijote”Con gran efusión y alegría, reiteraba sus felicitaciones al desconcertado ignaro, para acabar convenciéndole de su inmensa fortuna por tener aún pendiente o sin estrenar, uno de los mayores deleites o de los más certeros placeres que podemos darnos. 
Salvando las distancias, diremos lo mismo de este otro chileno ilustre e inclasificable, Nicanor Parra (1914 - vivito y coleando), como lo vengo haciendo desde algún día de 1972 en que nuestro hermano Ángel trajo a casa sus “Antipoemas”, en aquella 1ª edición de Seix Barral que tanto nos conmocionó. Abarcaba veinticinco años de su obra y aún lamento su furtiva desaparición, no sin antes disfrutarlo y compartirlo, incluso en acto o fiesta académica del momento: “Es olvido”, “Hay un día feliz”... 
Desde entonces, “admiramos la claridad de su voz, alejada de trascendencias, de sombras o penumbras. Poesía de temática y tonos casi prosaicos”... Apreciación de gran tino que he visto escrita en algún sitio. Refrescante y seguro refugio me sigue pareciendo, tantos años después, esta voz de trotamundos, de tan hondas raíces, tan voz antigua de la Tierra. Verso profundo, de gran lirismo, que alterna con el juego de palabras o el latigazo provocador. Siempre rigurosa y casi siempre festiva, su poesía es chispeante, cercana y bien humorada, frecuentemente para reír o sonreír, lo que entonces nos resultaba sorprendente y divertido asunto. Palabra personalísima, de gran empuje especulativo e intensa vena poética. Verdadero toca-todo: también de cintura para abajo. 
Celebramos ahora su universal reconocimiento, incluido el actual Premio Cervantes; y que se incremente el número de abducidos parrianos; figurando por cierto entre ellos Mario Vargas Llosa, quien al parecer lo tiene de poeta principal y en lo más alto de su particular Olimpo. Era entonces "el hermano de Violeta", pero la historia cambia las tornas y Violeta empieza a ser "la hermana de Nicanor". En todo caso, el castellano está de enhorabuena. 
¡Gracias Nicanor! Crecimos Contigo. 
Y gracias Ángel… ¡Cómo me gustaría que lo vieras!.
De su obra "Artefactos” (1972):
Nicanor Parra escribió una serie nueva de antipoemas a manera de tarjetas postales presentadas en una caja de cartón. El conjunto se llama Artefactos. Parra combina en ellos códigos lingüísticos y visuales en forma de dibujos, fotografías, caligrafías, infografías, etcétera. Lerzundi dice: “El artefacto es el hijo legítimo de la antipoesía; si con ella los poetas bajaron del Olimpo, con los artefactos los poetas salieron a la calle”. El resultado del experimento sería, según la concepción de Umberto Eco, un objeto semiótico y una obra en movimiento.


























MÁS "ARTEFACTOS" EN: