Google+ Followers

lunes, 11 de diciembre de 2017

"Y YA NO MOLESTO MÁS", 14.898

Varia del BARRiO:


1- A JUAN ÁLVAREZ, luthier's y constructores de guitarras. MUCHAS GRACiAS POR LA ATENCiÓN, siempre los primeros:
¡LO PiSPO PARA TODOS VOSOTROS! 
Con salud y alegríaaar.
Información de Contacto:
  •                                    C/ San Pedro 7
                                  28014 Madrid (España)
  •                                   +34 914292033

3- CiEN VECES PiNTADAS y VUELTAS A DESPiNTAR o REPARAR.
DESEANDO estamos QUE SE CONVOQUE UN CONCURSO, con buenos premios, PARA ORNAMENTAR CONVENiENTEMENTE ESAS PAREDES, POR GRAFiTEROS serios... 
A ver si se cortan los "vacía-bote" y dejamos zanjado el asunto 
de una vez: 
4- CiCLO GÉNESiS EXPLOSiVA, pero poca agua...
Pasadas Aguas o el agua que no fue:
        
5- RECiENTE PANORÁMiCA, de Norte a casi Sur:

      y 6:
  

jueves, 23 de noviembre de 2017

ECHANDO RAíCES:




                                                                             

domingo, 19 de noviembre de 2017

CHiCO BUARQUE, en bonito recopilatorio:



----------------------------------

viernes, 17 de noviembre de 2017

miércoles, 8 de noviembre de 2017

-- "El Resbalón" o ¡Toma, Zorba el Griego!

Van a su casa caminando. Regresan con la compra, la bolsa en una mano y con su linda perrita en la otra. La mañana es lluviosa y bajan con precauciones por la empinada calle Capitán Diego de Urbina que tan bien conocen, llegando ya a la suya. Todo en orden, es el camino habitual, hacen paradas, él silba algo, ya falta poco. 
De bajada, digo; y que ¡van por la acera!: añado y recalco. Hasta que ¡ZAS!, en uno de esos odiosos rebajes que, advertidos o no, desnivelan el suelo por acceso a garaje... Precisamente, ahí pispoen tan corta calle y al pie de su casa. De nuevo, ¡curuele resbalón con gorotesca y ridícula caída! Poquitas cosas gustan menos que esto, por eso son tan virales y abundan hasta jartar. Maldita la gracia: tirado varios minutos, y que al principio no se levantaba ni movía, oche. Y que si no se habría conmocionado o roto algo. Abatido, claro es, y a punto que estuvo de iniciar pertinentes voces de auxilio, según me dijo, aunque entonces no pasaba nadie por allí. Fue pensamiento y duda, me confesó: ¿Cuál sería la más conveniente? ¿Cuál funcionaría mejor? Y si al principio dudó entre un ¡socorro! o un ¡auxilio! pasó finalmente a valorar un simple ¡oiga! u ¡óigame!, optando por esta última como más formal y convincente en su desdichada situación. A la vez, decidió que debía acompañar la voz con algo más, para mejor reclamar la atención del primero que por allí pasase. Pensó en su pañuelo ondeando al viento pero anuló al instante la idea por resultar operación demasiado trabajosa y blandió sin más la barra de pan: más a mano, sana y salva. Pareció que bromeaba... pero no.
Y allí estuvo un buen rato, él solito, forzosamente anclado bajo aquella lluvia intensa y nueva. Solo y sin el móvil, casi inmóvil, por aquellos suelos, y con su mascota lamiéndole fielmente la cara: ¿puede uno verse de pronto más extraño? 
Por fortuna, parece que el dolor remitió pronto; que pudo calmarse y salir rápidamente del shock, pero no tan pronto de dolores o posibles daños, supe más tarde. Solo entonces respiró profundamente, despacio, varias y reparadoras veces; tan sentidas, que pareció que nada antes le supo tan bien ni mejor. Entretanto, su cuerpo caído desviaba un creciente reguero que corría ya grueso y veloz hacia la calle Ferial. Sin importarle para nada la empapada, dirías que al final lo disfrutaba.
"¡Y toma, Zorba el griego!”, dijo al poco, mientras lograba incorporarse lentamente, con notorio esfuerzo y precaución. Parecía no dar crédito, tardaba en creer que aquello fuera con él, la espontánea y nueva variación del tema; pues realmente se trataba de una repetición, algo que ya le había sucedido años atrás en otro cercano lugar. Según me dijo sucintamente: al iniciar la calle Barcelona desde Plaza Bejanque, en los primeros metros de su acera derecha, allí sucede exactamente lo mismo, en umbroso tramo. Manda huevos, añadió.
Bueno, el golpe fue excesivo, aún tiene molestias siete días después, pero con la alegría de poder contarlo. Ya saben, es un instante. Se escurre uno de un pie, con pierna incluida, hacia adelante, en sorpresiva décima de segundo, y el otro ya no te sirve para nada. Se queda atrás, al pairo, desvalido y vendido, sin nada ya que sostener. En esta ‘modalidad’ caes a plomo sobre este último pie-pierna, el ya inútil, rezagado o descolocado. Se trata de un considerable y aparatoso planchazo, de un soberbio culetazo vertical. De hecho se cae sentado, pero con tal golpazo que el cuerpo se echa a un lado inmediatamente, aun en medio de insoportables dolores, tratando de aliviar la carga sobre el antedicho pie-pierna, el ya prensado y desvencijado: ¡ARG! 
Pero a lo que voy, esto no tiene nombre y es un sin vivir, por lo que se advierten consecuencias y responsabilidades: 

-Que inicio campaña ya piiispo. 
-Qu’el que avisa no es traidooor.
-Que 'me chivo' a medio muuundo.
-Que os saco en el blooog.
-Qu’empiezo a marcar puntos de "concentración de accideeentes".
-Qu'estamos estudiando pertinente reclamación de daños al Ayto. por su incuestionable responsabilidad patrimoniaaal...

A no ser que 'depongan su actitud' y que haya pleno e inmediato apoyo al inicio de un estudio serio, de revisión y actualización. Medidas y comprobaciones varias, empezando por el real nivel de adherencia de nuestras aceras. Técnicos tenemos, en un 'Ayunta' que no ha de temer sorpresas y que encontrará, no tengo duda, soluciones para este problema: oculto y peligroso. Siendo asunto
importante para todos, se equivoca y mucho quien lo crea cosa baladí. En la esquina de Diego de Urbina con calle Ferial, bien cerca de este reciente percance, a otra vecina le tocó esguince y tobillo cual botijo, durante mucho tiempo con bastón y por 'las mismas'. Y en cercana esquina, hay otro punto de los peligrosos que también registra caídas, en esquina que hace la Avda. de Castilla con la calle Ferial... Pero son bastantes más.
Veamos, en el primer caso: dos veces y por idénticas razones. La una, en un pasado mes de enero, temprano, la acera húmeda... Y ahora, el sábado 4 de noviembre, también lo mismo, en similar escenario, ligero desnivel y día de lluvia. Piensas después, ¿y qué hay o qué será de la gente más mayor que nosotros? Igualmente en peligro, queridos míos. ¿No ha de haber decenas de sitios similares repartidos por la ciudad? ¿Y de cuántos percances de este tipo estaremos hablando? ¡Son incontables! 
Pero vamos a ver: sea o no en esquina, en cuesta o en llano, en seco o en mojado, ¿quién no conoce casos?, ¿quién en Guadalajara no tiene o ha tenido un amigo o enemigo, conocido, cuñado, abuelo, familiar, vecino, que no haya caído en alguna de estas sorpresas? Ocultas emboscadas que a veces se forman en las aceras de nuestras calles. Aquí o allá, en las empinadas Cuesta del Reloj, Cervantes, Ros Emperador, Constitución, Cifuentes, o por la insoportable Arcipreste de Hita... Trampas no tan fácilmente reconocibles, aun a ojos cautos y de peatón experto. 
Dada esta abundancia de cuestas y nuestra condición de ciudad entre barrancos, esto se agrava con lluvias y fríos en concretos puntos y trechos. Pero no es un problema estacional, sucede todo el año y también “en llano”. Aun con buen tiempo tiene riesgo, por ejemplo, el 'repulido' que se aprecia en ciertos tramos peatonales, por el mero rozamiento, fricción y desgaste, deterioro y escasa adherenciaTambién, llama la atención el caso de la folklo-pizarra de Las Cruces o Paseo de Fdez. Iparraguirre, tan bella como peligrosamente resbaladiza, al parecer, y sobre todo en mojado: inadecuada por tanto para funciones de folklo-solado. Cabe asimismo recordar lo acontecido en un pasado reciente con los primeros ‘pasos de cebra’, de pintura lisa, sin rayar e igualmente muy resbaladizos. Alguien tuvo que sonrojarse mucho, pues causaron verdadera 'alarma social' las noticias de numerosas caídas, algunas graves y con reclamación de daños, según creo. 
Debió ampliarse el foco en ese tiempo, e iniciarse la revisión de este problema, tan repartido por distintos sitios: el de un solado resbaladizo y peligroso, inadaptado a las condiciones de nuestra ciudad. Puntos negros que habrá por ahí, en no pocas aceras; probadas trampas con accidentes, algo que ya no funciona. Si vale o no vale, si se trata o no de un solado erróneo para ser transitado con seguridad, es lo que urge dilucidar y corregir en su caso. Estas cosas tendrían que interesarnos más a todos, pues me s'antoja que no serán muchas las calles de Guadalajara sin su buen palmarés de caídas y trompazos como el aquí mentado: exactamente por resbalón. Asunto importante que supones nunca estudiado ni cuantificado, desconocido u oculto. Sería bueno explorar esto, si de algún modo se pudiera registrar 'el resbalón', llegar a conocer cifras y la verdadera dimensión de un problema que se agrava, insisto, con aguas y fríos.  ¿O estaré exagerando?
¿Cuántas caídas al año? ¿Cuántos esguinces, torceduras, roturas, escayolas? ¿Cuántos accidentes de este tipo? ¿Cuántas roturas de cadera nos contemplan? Conocidos o anónimos; graves y de parte médico o leves... ¿Quién será el siguiente en romperse la crisma? Imposible salir de la mera especulación si nadie se interesa por ello... 
                                       
                                       Atte: