Google+ Followers

lunes, 31 de diciembre de 2012

sábado, 29 de diciembre de 2012

OTROSÍ...


- SI PIENSAS BEBER, O NO ... y BEBES:



jueves, 27 de diciembre de 2012

"HOMO ANTECESSOR" Nelson Mandela


Ha abandonado este miércoles el hospital en el que fue ingresado el pasado 8 de diciembre. 
Nelson Mandela, 94 años. El Ghandi africano. Primer presidente negro de Sudáfrica y premio nobel de la Paz en 1993. Luchó durante 67 años contra el régimen de segregación racial del apartheid, impuesto por la minoría blanca sudafricana, hasta su elección como gobernante en 1994. Pasó 27 años encarcelado. Su última aparición en público fue en la ceremonia de clausura del Mundial de Fútbol de Sudáfrica, en julio de 2010.

ANTE LA SOLEDAD y EL ESTRÉS DEL DOCENTE...




martes, 18 de diciembre de 2012

lunes, 17 de diciembre de 2012

Artículo del profesor Carlos Fernández Liria, sobre la famosa gráfica de Mathis Wackernagel.




Si nuestros sistemas políticos fueran lo que dicen ser, en todos los parlamentos se estaría discutiendo ahora una gráfica elaborada por Mathis Wackernagel, investigador del Global Footprint Network(California). Pero no parece que el asunto haya llamado demasiado la atención. Y sin embargo, la gráfica resulta demoledora para las más firmes certezas de nuestra clase política y, por supuesto, para los criterios más evidentes de los votantes. Sobre todo, en un mundo político en el que izquierda y derecha se llenan la boca con los objetivos del “desarrollo sostenible”.
La cosa es bien sencilla. El eje vertical representa el Índice de Desarrollo Humano (IDH), elaborado por Naciones Unidas para medir las condiciones de vida de los ciudadanos tomando como indicadores la esperanza de vida al nacer, el nivel educativo y el PIB per cápita. El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) considera el IDH “alto” cuando es igual o superior a 0’8, estableciendo que, en caso contrario, los países no están “suficientemente desarrollados”. En el eje horizontal se mide la cantidad de planetas Tierra que sería preciso utilizar en el caso de que se generalizara a todo el mundo el nivel de consumo de un país dado. Wackernagel y su equipo hicieron los cálculos para 93 países entre 1975 y 2003. Los resultados son estremecedores y sorprendentes. Si, por ejemplo, se llegara a generalizar el estilo de vida de Burundi, nos sobraría aún más de la mitad del planeta. Pero Burundi está muy por debajo del nivel satisfactorio de desarrollo (0’3 de IDH). En cambio, Reino Unido, por ejemplo, tiene un excelente IDH. El problema es que, para conseguirlo, necesita consumir tantos recursos que, si su estilo de vida se generalizase, nos harían falta tres planetas Tierra. EEUU tiene también buena nota en desarrollo humano; pero su “huella ecológica” es tal que harían falta más de cinco planetas para generalizar su estilo de vida.

Gráfica de M. Wackernagel:


Repasando el resto de los 93 países, se comprende que hay motivos para que el trabajo de Wackernagel se titule El mundo suspende en desarrollo sostenibleComo no hay más que un planeta Tierra, es obvio que sólo los países que se sitúen en el área coloreada de la gráfica (por encima de un 0’8 en IDH, sin sobrepasar el número 1 de planetas disponibles) tienen un desarrollo sostenible. Sólo los países comprendidos en esa área serían un modelo político a imitar, al menos para aquellos políticos que quieran conservar el mundo a medio plazo o que no estén dispuestos a defender su derecho (¿quizás racial, divino o histórico?) a vivir indefinidamente muy por encima del resto del mundo.

Ahora bien, ocurre que el área en cuestión está prácticamente vacía. Hay un solo país en el mundo que –por ahora al menos– tiene un desarrollo aceptable y sostenible a la vez: Cuba.
La cosa, por supuesto, da mucho que pensar. Para empezar porque es fácil advertir que la mayor parte de los balseros cubanos huyeron y huyen del país buscando ese otro nivel de consumo que no puede ser generalizado sin destruir el planeta, es decir, reivindicando su derecho a ser tan globalmente irresponsables, criminales y suicidas como lo somos los consumidores estadounidenses o europeos. Tendríamos muy poca vergüenza, desde luego, si condenásemos la pretensión de los demás de imitar el modo como devoramos impunemente el planeta.
Pero se reconocerá que la imagen mediática del asunto cambia de forma radical: de lo que realmente huyen es del consumo responsable en busca del Paraíso del consumo suicida y, por intereses estratégicos de acoso a Cuba, se les recibe como héroes de la Libertad en vez de cerrarles las puertas como se hace con quienes huyen de la miseria, por ejemplo, de Burundi (a quienes se trata como una plaga de la que hay que protegerse).

A nivel general, la cosa es mucho más interesante. Es muy significativo que el único país sostenible del mundo sea un país socialista. Suele ser un lugar común entre los economistas que el socialismo resultó ruinoso e ineficaz desde un punto de vista económico. Sorprende que, en un mundo como éste, la falta de competitividad pueda aún considerarse una acusación de peso. En términos de desarrollo sostenible, la economía socialista cubana parece ser máximamente competitiva. En términos de desarrollo suicida, no cabe duda, el capitalismo lo es mucho más.

El mayor reproche que se puede hacer al sistema capitalista es, precisamente, que es incapaz de detenerse e incapaz incluso de ralentizar la marcha. El capitalismo es un sistema preso de su propio impulso. El economista J. K. Galbraith decía que “entre los muchos modelos de lo que debería ser una buena sociedad, nadie ha propuesto jamás la rueda de la ardilla”. Sin embargo, nos encontramos con que, aunque nadie lo haya propuesto, este absurdo parece haberse impuesto de hecho: en el capitalismo cada uno trata de imponerse a la competencia aumentando su productividad para no perder mercado pero, al encontrarse todos en la misma carrera, no llega nunca el momento en que pueda detenerse este aumento ininterrumpidamente creciente del ritmo y la consiguiente dilapidación de recursos.




Ante esta dinámica absurda, debemos exigir el derecho a pararnos. No podemos permitir que nuestros ministros de Economía nos sigan convenciendo de que “crecer” por debajo del 2 ó 3% es catastrófico, y no podemos permitir que nuestros políticos sigan proponiendo como solución a los países pobres que imiten a los ricos. Es materialmente imposible. El planeta no da para tanto. Cuando proponen ese modelo saben que, en realidad, están defendiendo algo muy distinto: que nos encerremos en fortalezas, protegidos por vallas cada vez más altas, donde poder literalmente devorar el planeta sin que nadie nos moleste ni nos imite. Es nuestra solución final, un nuevo Auschwitz invertido en el que en lugar de encerrar a las víctimas, nos encerramos nosotros a salvo del arma de destrucción masiva más potente de la historia: el sistema económico internacional.


*Carlos Fernández Liria es profesor titular de Filosofía en la Universidad Complutense de Madrid

viernes, 14 de diciembre de 2012

miércoles, 12 de diciembre de 2012

martes, 11 de diciembre de 2012

Regala un jamón ibérico.

Este año puedes... 





 ...............................................................-Qu' icir...                                                                                             

jueves, 29 de noviembre de 2012

El Cervantes premia a Caballero Bonald


José Manuel Caballero Bonald, en su casa de Madrid. / GORKA LEJARCEGI
El Premio Miguel de Cervantes se ha rendido a la obra del narrador, poeta y ensayista José Manuel Caballero Bonald. A sus 86 años, el escritor de Jerez de La Frontera (1926) ha sido distinguido hoy con el galardón más importante de las letras en español. Concedido por el Ministerio de Cultura, el anuncio lo hizo el ministro José Ignacio Wert, a propuesta de las 22 Academias de la Lengua de habla hispana, el premio está dotado con 125.000 euros. Un premio que reconoce la obra creadora de uno de los autores clave de la literatura hispanohablante desde los años cincuenta, que ha vivido en España y América Latina. Pertenece a una estirpe de escritores activos, inquietos y sin miedo a la exploración de las palabras por su significado y sonido en busca de borrar las fronteras de los géneros literarios.
El galardón le llega a Caballero Bonald cuando se cumplen 60 años de su primer poemario, Las adivinaciones, y 50 de su debut novelístico, Dos días de septiembre. El escritor jerezano es uno de los sobrevivientes de la llamada “generación del cincuenta”, de la que formaban parte autores como Juan García Hortelano, Ángel González, Jaime Gil de Biedma, José Ángel Valente y Claudio Rodríguez.
Es uno de los pocos premios importantes que le faltaban a Caballero Bonald que ha obtenido el Nacional de las Letras (2005), el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (2004), además de tres veces el de la Crítica, por los poemarios Las horas muertas (1959) y Descrédito del héroe (1977) y por la novela Ágata ojo de gato (1974).
Precisamente este año el escritor ha publicado el que dice será su último libro: Entreguerras (Seix Barral). Una especie de autobiografía construida en un solo poema de 3.000 versos. “Ahí está todo lo que he escrito y todo lo que he vivido, ahí está como el compendio de mi literatura y mi vida y eso le da un valor estético especial”, contó el autor en una entrevista a este diario. El próximo año publicará Oficio de lector, un volumen que reúne sus ensayos sobre la literatura: reseñas, prólogos y conferencias inéditas que revelan las predilecciones literarias de su autor: desde Cervantes o Juan de la Cruz a Juan Ramón Jiménez o Gabriel Miró, desde Góngora o Quevedo a Mallarmé o Kafka, desde Juan Carlos Onetti o Álvaro Cunqueiro a César Vallejo o José Ángel Valente.
Tal vez más conocido por el gran público como poeta, Caballero Bonald ha dicho que la poesía es “una mezcla de música y matemáticas”. Se refiere a la búsqueda incesante del poeta no solo por plasmar una idea sino por hallar aquellas palabras que mejor combinen o sirvan para transmitir lo que el autor quiere desde del significado y la sonoridad. Según el crítico y escritor José-Carlos Mainer, se trata de un autor que “sabe que la literatura es fundamentalmente asunto de manipulación de palabras. En unos casos, se provoca una explosión deslumbradora y en otros, una explosión retardada y con ecos: fulminante y explosivo son los mismos”.
José Manuel Caballero Bonald se une a la lista de 35 premiados como Alejo Carpentier, Jorge Luis Borges, Dámaso Alonso, María Zambrano, Octavio Paz o Nicanor Parra que lo obtuvo el año pasado.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

domingo, 18 de noviembre de 2012

GLOBAL WARMING...


NO LO DIGO YO, LO DICE LA CIENCIA: 

"EL CALENTAMIENTO GLOBAL ERA INEVITABLE"........................................................................



viernes, 9 de noviembre de 2012

ESTADÍSTICAS

Literalmente, este blog nació para un par de "gatos", (alumnos), ni siquiera para cuatro. Por ello sorprenden y agradezco estas -y otras más abultadas- ‘virales’ cifras…



jueves, 8 de noviembre de 2012

"NO ME LO PUEDO ME LO CREÉRMELO"


La filarmónica de Bruselas, primera orquesta en leer partituras en tabletas

Bruselas 8 NOV 2012

Imagen facilitada por Samsung de uno de los componentes de la orquesta filarmónica de Bruselas, que ha ofrecido, en primicia mundial, el primer concierto en el que los músicos leen las partituras a través de la pantalla de una tableta en vez de hacerlo sobre el papel. / EFE
Esta orquesta asegura ser la primera en cambiar los cientos y cientos de páginas que conforman las partituras de las obras clásicas que interpretan por un centenar de tabletas que permite a sus músicos ahorrar espacio y ganar en comodidad.
"Hay que situarse en el centro de la vida social, cultural y económica. Con todo el potencial de la interactividad que nos ofrece la esfera digital", indicó el director de la orquesta filarmónica bruselense, Gunter Broucke, al diario Le Soir.
El primer ensayo de esta iniciativa tuvo lugar en la sala de conciertos Flagey de Bruselas, en la que la orquesta sorprendió al público al comienzo de la actuación en la noche del miércoles lanzando al aire sus partituras en papel para después colocar sus tabletas sobre los atriles.
Los músicos, que tocaban regularmente sus pantallas para pasar de hoja, interpretaron sin problemas una selección de piezas de la ópera "Tristán e Isolda" de Richard Wagner o el "Bolero" de Maurice Ravel.
Por el momento, la orquesta está en fase de prueba de este nuevo método para leer la música, y el año próximo llevará a cabo dos nuevos proyectos con tabletas cuya eficacia evaluará, si bien destaca ya beneficios como el ahorro a la hora de preparar las partituras en papel, que asciende a unos 25.000 euros anuales.
Samsung, la empresa que ha aportado estas cien primeras tabletas a la filarmónica, asegura en un comunicado que este sistema puede acabar con el problema que supone el almacenamiento de libros de partituras voluminosos al cabo de los años, que además considera "complejo y poco ecológico", ya que cada dispositivo puede albergar miles de obras.
Las tabletas incorporan una aplicación como neoScores, desarrollada especialmente para orquestas, que puede "optimizar la forma de trabajar" de los músicos.
Ese software que permite al director escribir anotaciones sobre las partituras de cada miembro de la filarmónica y que éstas aparezcan en tiempo real en las pantallas de los músicos, un procedimiento que se antoja más laborioso con partituras en papel.
La aplicación cuenta incluso con un "modo concierto", similar al "modo avión" de las tabletas y teléfonos inteligentes, que corta la conexión telefónica o a internet para evitar interferencias durante las actuaciones, señala la empresa.

jueves, 1 de noviembre de 2012

JALOGÜIN - 2012


Y Si DE VERDAD QUiERES TRiUNFAR / ACOJONAR EN ESTE JALOGÜIN 2012: ¡ESTA ES TU CARETA!